Aún se desconocen las causas del contagio masivo en Córdoba

Aún se desconocen las causas del contagio masivo en Córdoba

Miedo y angustia. Esas son las palabras que más repiten los familiares de los adultos mayores que estaban internados en el geriátrico Santa Lucía de Saldán, una localidad a 28 kilómetros de esta capital, que se convirtió en el primero del país en registrar un contagio masivo de Covid-19. El 9 de abril de 2020 comenzó la crisis y el proceso terminó con 67 infectados y 12 muertos. Por el caso, hay dos médicos imputados. A casi dos años del hecho nunca se supo quién fue el paciente cero.

En esos días, el promedio diario de casos a nivel provincial era de 160 y las prevenciones sobre los geriátricos, se suponía, eran, como en todo el mundo, máximas por la vulnerabilidad de sus residentes. El 9 de abril por la tarde, según recuerda ante LA NACION el intendente Cayetano Canto, un médico que atendía en el establecimiento se comunicó al área de Salud para avisar que había dado positivo.

“Todos en el pueblo la pasamos muy mal. Era todo nuevo –sigue Canto–. Empezamos a hacer hisopados y empezaron los positivos. Se aisló el geriátrico, se hizo un cordón sanitario en la zona. Había pacientes muy viejitos y que ya estaban delicados. Comenzaron los traslados. Veinte días duró la agonía. Quedaron ocho personas a cargo del establecimiento con 75 adultos mayores adentro. Se habían separado las contagiados de los que no la estaban. Íbamos sacando a los más complicados”.

Al contagio masivo en el geriátrico se sumaron, en paralelo, las marchas multitudinarias de las asociaciones médicas cordobesas en repudio de la decisión de la Justicia de imputar a Lucas Figueroa, que dio positivo de Covid-19, y al director médico de la residencia, Marcelo Lázaro, por su supuesta responsabilidad en el contagio.

En abril del 2020, la provincia declaró el alerta epidemiológica en la zona.
En abril del 2020, la provincia declaró el alerta epidemiológica en la zona.

A Figueroa lo imputaron por infracción al artículo 202 del Código Penal, que prevé penas de 3 a 15 años de prisión al que propagare enfermedades peligrosas y contagios contra la integridad de las personas. A Lázaro le adjudican una figura culposa: violación del artículo 203 del Código que prevé además de escalas de multa una condena de prisión de seis meses a cinco años en los casos que se producen muertes.

A casi dos años, aún la causa no fue elevada a juicio. Hubo sí, peritajes y análisis de las historias clínicas. Andrés de León, presidente del Consejo de Médicos de Córdoba, señala que la imputación fue “un golpe muy duro. Ante la incertidumbre enorme que había y el estrés, el caso trajo un desánimo muy grande. Después no se imputó a nadie más, sería una ridiculez porque es muy diferente a que alguien contagie a sabiendas, que conociendo que está infectado se mueva, se reúna”.

El geriátrico era –y lo sigue siendo– prestador del PAMI. En ese momento la institución aseguró que “fallaron los protocolos”. Raúl Ovelar, director de la delegación Córdoba, dice que la obra social nunca sancionó a la residencia, que fue clausurada por el Ministerio de Salud provincial el 20 de abril y autorizada a reabrir unos tres meses después.

Dos días después de que se conociera el primer contagio, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de la Provincia declaró el estado de alerta epidemiológica en Mendiolaza, Villa Allende, Saldán y La Calera (150.000 vecinos en total). La medida implicó que se intensificaron los controles de circulación por parte de las fuerzas de seguridad, se instalaron controles sanitarios en esos puestos y se realizaron testeos masivos.

Los residentes sanos quedaron en uno de los pisos del geriátrico y el resto, los que estaban contagiado, en el otro. No tenían contactos con sus familiares e, incluso muchos, por su estado de salud, ni siquiera tenían conciencia clara de lo que pasaba.

Puertas adentro

“Cuando me acuerdo la sensación es muy fea, horrible. Se generó pánico, mucho estrés –cuenta a LA NACION Ana Laura, hija de una mujer internada que se contagió–. Nunca supimos como empezó el foco. Le echaron la culpa al médico. Se manejaron muy mal, nunca dieron la cara. Jamás nos explicaron nada. Hasta tuve que insistir para que me dieran las cosas de mi mamá, que no quiso regresar”.

Ella se enteró del brote por un mensaje de WhatsApp a la madrugada. Así le avisaron que había un médico con Covid-19 y que su madre también había dado positivo. En ese momento, su mamá le comentó que los habían “organizado de manera diferente” y les habían indicado que no podían salir de la habitación. Como la mujer tuvo fiebre, a los tres días la internaron.

“Falleció gente con la que estaba relacionada, que ella quería mucho –enfatiza Ana Laura–. Hay que imaginar la angustia, la soledad y el miedo que deben haber tenido. Entraban ‘astronautas’ a controlarlos tres veces al día y no les explicaban nada. Nunca explicaron nada a nadie”.

Durante unas semanas hubo controles estrictos antes de ingresar a Saldán.
Durante unas semanas hubo controles estrictos antes de ingresar a Saldán.

Cinco familiares de personas internadas que se contagiaron también se presentaron ante la Justicia y pidieron que se investigue a los dueños del lugar por “abandono de persona, privación ilegítima de la libertad y homicidio culposo”.

Aunque desde el geriátrico prefieren no hacer comentarios ni sobre lo que pasó en el contagio masivo, ni sobre la situación actual, las distintas fuentes consultadas por este medio coincidieron en que muchos de los residentes que fueron relocalizados hace casi dos años, regresaron y viven hoy en el lugar.

Cruces de responsabilidades

Uno de los dueños del Santa Lucía, habló con el diario La Voz del Interior en junio de 2020. Presentado como R.L.P, afirmó que “siempre” cumplieron con “todos los protocolos” y que desde una semana antes de que se dictara la cuarentena obligatoria en el país, no permitieron visitas. Contó que el médico que dio positivo para Covid-19, el 8 de abril, “pidió faltar a fines de marzo porque estaba con bronquitis y hasta que se hizo el hisopado pasaron ocho o nueve días. Pienso que lo más probable es que él se haya contagiado en el geriátrico. El virus puede haber entrado de mil formas. No lo vamos a saber”.

“Fueron días terribles. El gran pecado fue permitir ingresar al virus, tengo como 20 sospechas sobre cómo pudo suceder, pero no me sirve de nada, no hay certezas. Siempre se buscan chivos expiatorios”, agregó.

Figueroa, el médico al que apuntaron en un comienzo, optó por una carta abierta en la que describió que recibió “críticas, insultos, escraches, difamaciones y mentiras sobre mi persona y mi familia”. Mencionó que, incluso, propuso al geriátrico que “se organizara y se anticipará a la contingencia” y sugirió “protocolo de acción con el propósito de prevenir y normatizar las acciones adecuadas”.

La imputación de los médicos por el contagio generó movilizaciones masivas de colegas.
La imputación de los médicos por el contagio generó movilizaciones masivas de colegas.

“En el geriátrico no había elementos de protección, no había alcohol en gel y las manos se las secaban en una toalla comunitaria o en los ambos, solo ponían un rollo de papel por día para secarse las manos. No prepararon adecuadamente al personal. No se definieron las zonas de aislamiento y circulación. No restringieron a tiempo el acceso de visitas, cuando debió hacerse anteriormente. Hoy el director médico del geriátrico miente. Miente impunemente y me deja expuesto. Hace mucho tiempo que no aparece por el lugar, pero sí aparece en los medios de comunicación diciendo que en el geriátrico todo estaba organizado”, añadió.

 

La Nación
Antes de la pandemia, la población mayor aumentó un 1,4%

Antes de la pandemia, la población mayor aumentó un 1,4%

La población mayor en la Argentina registró un crecimiento del 1,4% en la Argentina entre 2010 y 2019, período en el cual las enfermedades del sistema circulatorio fueron las causas más frecuente de mortalidad de personas mayores y se elevaron las causas por enfermedades infecciosas y parasitarias y tumores malignos, de acuerdo a un informe del Ministerio de Salud de la Nación.

El análisis de la cartera se desarrolló a partir de los datos de la Dirección de Estadísticas e Información de la Salud (DEIS), con el objetivo de “dimensionar las diferentes causas y tasas por jurisdicción para identificar intervenciones futuras en políticas de salud”, detalló la cartera.

El informe asegura que el crecimiento de los adultos de 60 años y más “representó el 1,4% , ya que pasaron de 5.771.696 personas en el 2010 a casi 7.000.000 en el 2019”.

Analizado en proporción al total de la población, las personas mayores representaban el 14,1% en el Censo del 2010 y un 15,5% en la proyección poblacional del 2019.

El documento detalló que las causas más frecuentes de mortalidad en las personas mayores en ese período fueron las enfermedades del sistema circulatorio (32,6%), las del sistema respiratorio (19,3%) y los tumores malignos (17,7%).

En ese período, si bien las enfermedades del sistema circulatorio mostraron un patrón descendente que no alcanzó para continuar siendo la causa principal de decesos, un grupo de ciertas enfermedades infecciosas y parasitarias evidenciaron tasas elevadas al inicio del período, para luego mostrar una tendencia a la baja.

En tanto, los tumores malignos y las lesiones por causas externas arrojaron porcentajes más elevados en el grupo de 60 a 79 años, mientras que las enfermedades respiratorias fueron más frecuentes en personas de 80 años y más.

Por otra parte, causas como la diabetes mellitus y las enfermedades del sistema urinario mostraron un aumento a partir de los últimos años analizados.

La gerontóloga Susana Lía Daichman, presidenta del Centro Internacional de la Longevidad para la República Argentina, dijo a Télam que las causas de mortalidad de personas mayores de 60 años “siempre fueron los temas circulatorios, tumorales y pulmonares, lo que vemos ahora, en la pospandemia es que estas razones no sólo se incrementaron sino que se agregaron deterioros cognitivos que afectan a los mayores”.

Daichman enfatizó que “toda patología que pudiera haber estado sufriendo la persona mayor antes de la pandemia se incrementó por el aislamiento, la falta de controles, el descenso de las defensas. En la pandemia hubo una caída importante en la atención médica de las personas mayores .

Entre las patologías más frecuentes que ahora se ven están el deterioro cognitivo, las enfermedades cardiovasculares y las respiratorias en especial en aquellas que tuvieron Covid.

“Depresión, pérdida de la memoria, confusión, están entre las causas del deterioro cognitivo” dijo Daichman y añadió: “La ciudad de Buenos Aires es una de las capitales más “envejecidas” de la región detrás de La Habana y Montevideo”.

Explicó que a las personas mayores “ahora se las ven más frágiles que antes de la pandemia” y enfatizó que el promedio de vida “no va a descender, lo que bajará en los próximos años es la calidad de vida a raíz de este incremento de patologías”.

Daichamn indicó que a esta situación hay que sumarle la discriminación que todavía persiste para la atención médica de las personas mayores.

“El sistema de salud en general le da más prioridad a los jóvenes, muchos mayores ven como son derivados de un lado a otro porque no tienen un lugar donde atenderse pese a que tiene una muy buena capacidad de respuesta a los tratamientos. Los mayores deben ser evaluados y diagnosticados a tiempo”, precisó la especialista.

En el informe, realizado en cooperación con la OPS/OMS se busca “conocer el estado de salud y contribuir al bienestar de la población mayor en línea con el cumplimento de las metas de la agenda 2030″, destacó el Ministerio.

El subsecretario de Estrategias Sanitarias, Juan Manuel Castelli, agradeció el trabajo articulado con las autoridades sanitarias de las 24 jurisdicciones que “permitió saber con mayor nivel de precisión tasas y cambios sustanciales en algunos segmentos de la población argentina”.

Por su parte, el representante de OPS/OMS en Argentina, Javier Uribe, puso en valor que la información obtenida garantiza un impacto favorable de políticas públicas en beneficio de las personas mayores, y destacó que el desafío será la actualización de datos considerando la realidad de cada una de las jurisdicciones.

“Argentina es el primer país de la región en generar un documento técnico que empieza a estructurar las intervenciones estratégicas en torno a los pilares de la Década del Envejecimiento Saludable”, agregó.

El director nacional de Abordaje por Curso de Vida, Marcelo Bellone, llamó a “profundizar acciones que permitan la construcción de indicadores positivos y las intervenciones oportunas que promuevan la funcionalidad en entornos saludables”.

En tanto la directora de Adultos y Personas Mayores, Adriana Capuano, explicó que “el desafío es cumplir con los pilares propuestos por OMS para esta década, promover investigaciones e intervenciones que contemplen indicadores como la expectativa de vida y fortalecer el trabajo en red para mejorar en conjunto la calidad de vida de la población”.

Fuente: 
Télam
Afip suspendió ejecuciones y embargos a residencias

Afip suspendió ejecuciones y embargos a residencias

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) suspendió hasta el 31 de diciembre el inicio de los juicios de ejecución fiscal y la traba de embargos a empresas e instituciones prestadoras de servicios de salud, a través de la resolución general 5154/2022, publicada el 21 de febrero en el Boletín Oficial.

En un comunicado, el organismo dirigido por Mercedes Marcó del Pont indicó que el Ministerio de Salud definirá el listado de prestadores que serán beneficiados.

“La herramienta es el resultado del trabajo conjunto entre la AFIP y el Ministerio de Salud de la necesidad para adoptar medidas transitorias de protección y alivio fiscal a los contribuyentes del sector” y busca “garantizar el normal desempeño y funcionamiento de los establecimientos, instituciones y demás prestadores que lo conforman”, añadió.

La resolución general precisa en su artículo 1 que entre los beneficiarios estarán prestadores médico-asistenciales, instituciones de salud mental; establecimientos de rehabilitación, residencias geriátricas, empresas de emergencias médicas e internación domiciliaria prestadores del PAMI y de agentes del seguro de salud, además de obras sociales nacionales y provinciales.

Las ejecuciones fiscales estuvieron suspendidas durante 19 meses, como parte de las herramientas implementadas para amortiguar los efectos económicos de la pandemia del Covid-19.

La medida finalizó el 31 de diciembre de 2021 para todos los sectores y la AFIP comenzó en febrero a radicar boletas de deuda que le permiten avanzar con las ejecuciones fiscales.

En los considerandos de la norma se reconoció el rol de los prestadores médico-asistenciales públicos y privados de internación, de diagnóstico y tratamiento, las instituciones de salud mental, así como los establecimientos geriátricos y de rehabilitación prestadores del Sistema Nacional del Seguro de Salud y del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (Inssjp) y los agentes del Sistema Nacional del Seguro de Salud”.

Al respecto, se destacó que “cumplen un rol preponderante y resultan componentes esenciales del sistema para afrontar la pandemia”, por lo que se requiere “la implementación de políticas de sostenimiento económico”.

Fuente:
La Capital de Mar del Plata
España: denuncian el archivo de causas sobre muertes en residencias

España: denuncian el archivo de causas sobre muertes en residencias

* Una nueva investigación de Amnistía Internacional sobre residencias documenta la deficiente actuación del Ministerio Fiscal de España y denuncia que el cierre de las comisiones de investigación en las Comunidades Autónomas está provocando una impunidad casi absoluta sobre lo sucedido: el 89% de las investigaciones penales de Fiscalía han sido archivadas.

* El escaso impulso de las investigaciones está recayendo principalmente sobre familiares de las víctimas, que se sienten abandonados y tienen derecho a conocer la verdad.

* La organización exige a los grupos parlamentarios la creación de una comisión de verdad en el Congreso que analice lo ocurrido en las residencias durante la pandemia, dé respuesta a las familias y adopte recomendaciones para que no vuelva a pasar.

Leer informe completo haciendo clic acá

Fuente:
Amnistía Internacional

Más info:

Ómicrom: aumentan los anticuerpos en mayores tras tercera dosis

Ómicrom: aumentan los anticuerpos en mayores tras tercera dosis

El número de anticuerpos con capacidad de neutralización frente a la variante Ómicron de coronavirus se incrementa diez veces luego de la administración de la tercera dosis en mayores de 65 años, según lo informó el estudio “ENE-Covid Senior”, llevado a cabo por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), de España.

Cristóbal Belda Iniesta, director del ISCIII, detalló que en la primera etapa del estudio se analizaron 1.200 personas mayores de 65 años durante los últimos cuatro meses en residencias y Centros de Atención Primaria.

Según precisó Europa Press, el objetivo del estudio pretende comprender cuál es la duración de la inmunidad de las vacunas, si se incrementa luego de una tercera dosis o si es capaz de neutralizar la variante Ómicron.

“La inmunidad celular se mantiene tras la tercera dosis”, aseguró Iniesta y agregó que “existe claramente un aumento en el número de anticuerpos que se generan tras la tercera dosis, y es común a personas que han pasado o no la infección”.

Carolina Darias, ministra de Sanidad española, se mostró esperanzada frente a los resultados del estudio e indicó que “el programa de vacunación sigue funcionando progresivamente”.

“Sabemos de la importancia de las dosis de refuerzo transcurrido un tiempo en el que la vacuna pierde su efectividad”, dijo.

“Una tercera dosis eleva muchísimo los porcentajes de protección frente a Delta y Ómicron”, concluyó la funcionaria.

Fuente: 
Télam