El Ministerio de Salud de la Nación publicó, recientemente, una nueva guía con recomendaciones para la prevención y abordaje de COVID-19 en residencias para personas mayores y plan de contingencia.

La persona mayor por su edad, así como por presentar comorbilidades, es población vulnerable para el desarrollo de formas graves y fatales de infecciones respiratorias agudas en general y de COVID-19 en particular.

La situación que se presenta en las residencias de adultos mayores es diferente a lo que sucede en otras instituciones de salud y presenta riesgos específicos. Existen factores propios que pueden aparecer por el momento evolutivo de las personas, como el proceso de envejecimiento y la disminución de la reserva funcional que dificulta la lucha contra las enfermedades, además de manifestar capacidades reducidas para movilizarse, dificultades comunicacionales y alteraciones en la percepción propia del cuerpo, todas estas características, se asocia la presencia de espacios comunes, al tránsito continuo de trabajadores de la salud, familiares, cuidadores, convivencia con personas con distintos grados de fragilidad.

En este sentido, es necesario considerar diferentes escenarios a gestionar: Por un lado, evitar la introducción del COVID-19 en los establecimientos y por el otro, una vez que el COVID-19 se introdujo evitar la transmisión e implementar medidas para el control del brote.

Con el objetivo de proteger la salud y el bienestar de las personas que residen y trabajan allí, se realizan estas recomendaciones y se proponen los lineamientos para un plan de contingencia.

 

Para leer la guía con recomendaciones haga clic ACÁ

Comparte en tus redes