El Vaticano denunció que los adultos mayores “fueron tratados cruelmente” durante la pandemia de coronavirus y advirtió que “nunca tuvieron que morir así”, tras la serie de fallecimientos en residencias para mayores en todo el mundo.

“El número de muertes de personas mayores de 65 años es impresionante. Hemos visto lo que les ha ocurrido a los mayores en todos los países del mundo a causa del coronavirus. Nunca tuvieron que morir así”, denunció la Pontificia Academia de la Vida en un documento divulgado este martes.

“Fueron tratados cruelmente”, criticó el organismo vaticano en el escrito que lamenta las situaciones de “soledad y aislamiento” de muchos mayores, que se convirtieron en el principal foco de mortalidad durante este primer año de crisis mundial por el coronavirus.

“Durante la primera oleada de la pandemia, una proporción significativa de las muertes por Covid-19 se produjo en instituciones para ancianos, donde se debería haber protegido a la parte más débil de la sociedad, pero donde se produjeron proporcionalmente más muertes que en el hogar y el entorno familiar”, recalcó el organismo en el documento “La vejez: nuestro futuro. La condición de las personas mayores después de la pandemia”.

“Una sociedad que abraza la debilidad de los mayores puede ofrecer a todos una esperanza para el futuro”, agregó la Academia vaticana, días después de que el papa Francisco instituyera para este año la primera jornada dedicada a los abuelos y los mayores.

Comparte en tus redes