La pandemia de COVID-19 puede ser una oportunidad para que las personas mayores que no estaban familiarizadas con las nuevas tecnologías se capaciten en su uso.

Enviar mensajes, hacer videoconferencias con familiares o amigos, realizar actividades culturales tales como visitar museos, ver obras teatrales, espectáculos, películas y, algo muy importante, hacer trámites bancarios desde nuestras casas sin necesidad de ir a las sucursales, son algunos de los servicios que nos ofrecen en nuestros domicilios las nuevas tecnologías.

 

Si no lo hizo antes, pregunte a su hijo, a su nieto, un vecino, o a un voluntario cómo usar las nuevas tecnologías. Desde su teléfono celular o, mejor aún, si dispone de una computadora, usted podrá seguir conectado con quien lo desee, aunque permanezca en su casa.

Comparte en tus redes