En nuestro país, el día 24 de marzo se registró la primera muerte de una persona mayor internada en un hogar geriátrico de la Ciudad de Buenos Aires. La señora fallecida había recibido la visita de un familiar que llegaba del exterior. El gobierno de la ciudad trasladó a las 35 personas residentes y a todo el personal a hospitales para su estudio y aislamiento.

El día 2 de abril se evacuó otro hogar geriátrico por haber recibido la visita de un hombre infectado, además se constató que tres ancianos eran positivos al test. Uno de los infectados falleció a los pocos días.

CÓRDOBA

El 12 de abril se supo que unas 32 personas, entre ellos 25 adultos mayores y 7 empleados, se contagiaron de coronavirus en una clínica geriátrica ubicada en Saldán, un pequeño pueblo ubicado en Córdoba. La transmisión se produjo a partir de un médico de PAMI que atendía en el establecimiento y que no presentaba síntomas. Sin embargo, en la actualidad están estudiando el caso de un residente fallecido con anterioridad que podría haber sido el origen del contagio.

Por este caso, la Provincia de Córdoba denunció penalmente a las autoridades del geriátrico.

Esta semana se supo que el Ministerio de Salud de la provincia de Córdoba resolvió la clausura total de la residencia geriátrica, donde, tras los estudios de rigor, el número de contagios aumentó, constatando en total 66 casos de coronavirus entre empleados y pacientes, de los cuales cuatro fallecieron en los últimos días.

El informe de la cartera sanitaria provincial indicó que se tomó la resolución “por la situación epidemiológica observada en la institución en donde en el plazo de nueve días se infectó de coronavirus el 30% de los trabajadores y el 74% de los adultos mayores alojados”.

TRAGEDIA EN BELGRANO

El 21 de abril, el geriátrico “Apart Incas” situado en el barrio porteño de Belgrano, fue desalojado al detectarse 16 adultos mayores y tres empleados con coronavirus, por lo que fueron trasladadas a distintos centros de salud mientras el establecimiento fue clausurado y “se evaluarán acciones penales”, informaron fuentes de Salud del gobierno porteño.

El abogado Ignacio Trimarco dijo se presentará como querellante en la causa de un grupo de familiares y radicará una denuncia por abandono de persona y propagación de una enfermedad contagiosa contra los propietarios, los médicos y el Estado, porque “estaban anoticiados de que había un caso positivo. Llamaron el viernes al 144 y no hicieron nada”, enfatizó.

Personal sanitario evacuando a los últimos mayores

Una médica a cargo del geriátrico dijo que “esta situación era conocida por el gobierno de la Ciudad, nos comunicamos con ellos todo el tiempo y hoy tuvimos los resultados positivos de los hisopados, nos dijeron que teníamos que derivar a los pacientes a obras sociales pero ninguna lo quería recibir, pero no tenemos personal porque nadie quería venir a trabajar aquí”.

La semana pasada se conoció la primera víctima fatal de este geriátrico: Angélica González, de 89 años, que estaba internada en la Clínica La Esperanza del barrio porteño de Caballito, falleció por coronavirus. En tanto, el lunes 27 de abril se confirmó la segunda muerte de una residente. Se trata de una mujer, de 92 años, quien fue diagnosticada con coronavirus y permanecía internada en el Sanatorio San José de Recoleta. El 28 de abril se produjo la tercera muerte:  se trata de Héctor Olivero, de 87 años, quien sufría de Alzheimer y requería cuidados especiales en el lugar. Los decesos continuaron durante la última semana de abril y principios de mayo. Al 5 de mayo eran seis los residentes del geriátrico fallecidos mientras que 21, los mayores que continúan internados.

El jueves 7 de mayo falleció otra de las residentes de este geriátrico. La mujer se llamaba Dora Verón, tenía 92 años, y tras la clausura del establecimiento había sido trasladada a la Clínica Osecac de la localidad bonaerense de Merlo.

Al 15 de mayo, la cifra de muertos de este geriátrico ascendía a nueve.

35 INFECTADOS EN UNA RESIDENCIA EN FLORES

Unos 35 adultos mayores del hogar Beit Sión, ubicado en el barrio porteño de Flores, fueron derivados a distintos centros de salud esta semana luego de haber dado positivo en el test de coronavirus, aunque la mayoría ellos no presentaban síntomas de la enfermedad y seguían “estables”, según informaron  los responsables de ese geriátrico.

“Pagamos los 170 test a los 80 adultos mayores y 90 empleados” gracias a una recaudación de fondos de “casi 2 millones y medio de pesos” que permitió realizar las pruebas, afirmó Mauricio Baredes, presidente de la comisión directiva del hogar ubicado en Concardo 458.

Por su parte, Ricardo Barmat, director médico del hogar, aseguró que de acuerdo a los resultados obtenidos  “de los 35 internados, el 35% son asintomáticos”.

Protocolo COVID-19 activado en la residencia

“Con los hisopados descubrimos a los asintomáticos y esto cambia la norma para los geriátricos de tener que internar a los residentes con 37,5 de fiebre y síntomas respiratorios, porque el asintomático esparce el virus y continúa contagiando”, advirtió.

Barmat aseguró  que si no hubieran actuado de manera precoz “medio geriátrico estaría muerto” y agregó “que los datos crudos” los recibirán dentro de 15 días.

El 7 de abril un hombre residente del hogar murió de coronavirus tras estar hospitalizado desde el 16 de marzo, cuatro días antes de que el Gobierno nacional dispusiera el aislamiento social obligatorio.

EN PARQUE AVELLANEDA

Personal médico del PAMI trasladó el 22 de abril a distintos hospitales a los 45 adultos mayores que estaban alojados en un geriátrico del barrio porteño de Parque Avellaneda, cuyos familiares reclamaron la derivación luego de que una persona muriera y otras siete contrajeran coronavirus en el establecimiento.

En un comunicado, el PAMI informó que, una vez conocido el contagio dentro del Instituto Geriátrico San Lucas, el pasado sábado 18 de abril “se trasladó a ocho personas afiliadas que dieron positivo al test  Covid-19 a sus cápitas correspondientes, donde una de ellas falleció”.

El coordinador médico de PAMI, Eduardo Pérez, denunció que “las condiciones de seguridad en este geriátrico no están garantizadas, como tampoco el seguimiento de los profesionales médicos”.

Personal sanitario evacuando mayores del geriátrico

OTRA MUERTE SOSPECHOSA

Un hombre de 103 años alojado en una casa de descanso del barrio porteño de Palermo falleció el jueves 23 de abril por “un cuadro de insuficiencia respiratoria” y la dirección médica del hogar activó el protocolo preventivo por coronavirus para preservar al resto de los adultos alojados allí y al personal.

En un comunicado firmado por Alejandro Kazandjian, la Casa de Descanso O. Bodourian-O. Diarbekirian explicó a los familiares de los adultos mayores allí alojados sobre el deceso  de “Homero López, residente en el Hogar, de 103 años, por un cuadro de insuficiencia respiratoria repentina”.

Y agregaron que “la doctora Cristina Dahl, decidió activar preventivamente el protocolo para el Covid-19” para el cuidado de los alojados y el personal del establecimiento.

Sergio Nahabetian, titular de la Comunidad Armenia de la Argentina, inform que el Hogar no fue evacuado, y que los pacientes permanecían recluidos en sus habitaciones a la espera del resultado del hisopado por coronavirus realizado al cuerpo de la persona fallecida.

El frente del hogar donde falleció el hombre de 103 años

OTRO CASO EN SAN MARTÍN

El viernes 24 de abril se informó que al menos un adulto mayor contrajo coronavirus Covid-19 en un geriátrico en el partido bonaerense de San Martín.

“Esto ocurrió en el geriátrico El amanecer de Villa Lynch. Hay dos que están en análisis”, dijeron fuentes del partido de la zona norte bonaerense, y agregaron: “Uno de los casos es de una mujer que comenzó con síntomas el miércoles de la semana pasada y se la trasladó al hospital Eva Perón. Se le hizo el hisopado y dio positivo”.

Sobre los casos en investigación, dijeron: “El segundo caso es de una paciente del PAMI que comenzó con síntomas ayer. Se le tomó la muestra y se está a la espera de los resultados. El tercer caso es un hombre que fue llevado hoy en una ambulancia porque presentó fiebre”.

“A raíz de esto se aisló a las personas que trabajan ahí y que estuvieron en contacto con la mujer contagiada”, aseguraron las fuentes, que remarcaron que el lugar cuenta con todas las habilitaciones tanto locales como provinciales.

Ante la consulta por versiones periodísticas de que habría muerto uno de los adultos mayores, las fuentes consultadas indicaron que no hay registro aún del fallecimiento de ninguna de las personas afectadas en el geriátrico.

DEVOTO Y MORENO

El lunes 27 de abril el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Justicia porteña decidió inspeccionar un geriátrico en el barrio de Villa Devoto ante la posibilidad de que una de las residentes estuviera afectada por coronavirus y no contaran con la habilitación para funcionar.

En la inspección se determinó que una de las residentes, mayor de 80 años, tenía temperatura corporal de más de 38 grados y por lo tanto se decidió aplicar el protocolo coronavirus y fue trasladada. Además, el fiscal Ponce corroboró la “falta de habilitación” de la residencia y “una posible violación de clausura”.

La semana pasada, un geriátrico de Moreno fue clausurado por “no estar regla” luego de que una mujer de 82 años contrajera la enfermedad. Pero el cuadro podría ser más grave: el gobierno local intentaba confirmar si otra paciente del establecimiento -fallecida el pasado 11 de abril- también había sido contagiada.

CASOS EN HURLINGHAM

El sábado 2 de mayo,  un geriátrico de la localidad de Hurlingham comenzó un operativo para trasladar a varios de sus internados a una clínica luego de que se detectaran al menos siete casos positivos de coronavirus en el lugar.

De acuerdo con el canal TN, la institución, El Parque, registró hasta el momento siete casos, tres mayores y cuatro trabajadores, cuyas edades no se conocen.

Ante esta situación, se decretó el traslado de 27 personas más, que compartían espacios con los residentes.

CONTAGIO MASIVO EN RECOLETA

Veinticinco adultos mayores y cinco trabajadores eran evacuados en la tarde del jueves 7 de mayo de un geriátrico del barrio porteño de Recoleta ante la confirmación de casos de coronavirus en el establecimiento, según informaron a Télam fuentes del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires. Al viernes 8 de mayo, se confirmaron nuevos resultados positivos elevando a 37 el total de contagios en el establecimiento.

Los contagios y la evacuación se produjeron en el establecimiento ubicado en Paraguay 2436 de Buenos Aires.

La mayoría de los adultos mayores estaba siendo derivado por sus respectivas obras sociales a diferentes centros de salud, con la excepción de ocho de ellos que están afiliados al PAMI y eran trasladados por móviles y personal del SAME.

Uno de los adultos mayores trasladados del geriátrico de Recoleta

“El pasado 30 de abril, una asistente de la residencia tuvo dolor de garganta y el viernes primero de mayo, cuando hizo fiebre, fue trasladada al Hospital Rivadavia. Allí se le realizó el hisopado y terminó dando positivo”, explicaron las fuentes sanitarias porteñas.

“Ese mismo viernes se le efectuó el hisopado a un residente que también tenía dolor de garganta. El domingo se confirmó positivo y se lo hospitalizó”, ampliaron.

“El martes siguiente, pese a que todos estaban asintomáticos, se les realizó el hisopado. En la jornada de hoy se confirmaron los resultados y por eso se definieron los traslados”, completó la información del Ministerio de Salud porteño.

El médico Blas Rinaudo, representante del geriátrico, aseguró a la prensa que son 25 los residentes evacuados “que no tienen ninguna sintomatología” y que son trasladados “por una cuestión de precaución”.

Agregó que en total hay 40 adultos mayores alojados en el geriátrico y que desde que comenzó el aislamiento social “la institución está cerrada y solo entra la gente que trabaja”, por lo que especuló que el contagio provino de personal de la salud.

PRIMER CASO POSITIVO EN MENDOZA

El primer caso de Covid-19 en un geriátrico de Mendoza fue confirmado el viernes 8 de mayo por el subsecretario de Salud provincial, Oscar Sagás, quien dijo que se trata de un paciente de 78 años, que se encuentra internado y aislado en el Hospital Lencinas y en buen estado de salud pese a contar con comorbilidades.

De acuerdo a la información oficial, el protocolo fue activado de inmediato para coordinar tareas que tiendan a evitar otros eventuales contagios, tratándose de un grupo de riesgo.

Sagás especificó que el paciente es una persona “hipertensa y tiene una enfermedad pulmonar obstructiva crónica” (EPOC).

El funcionario de la cartera sanitaria explicó, también, que el martes se organizó el dispositivo para realizar una investigación epidemiológica en la residencia donde vivía el adulto mayor porque, dijo, “teníamos un caso sospechoso. Nos pusimos en contacto con el médico junto a tres epidemiólogos, se activó rápidamente el protocolo y el paciente fue trasladado al Lencinas”.

“Desde el minuto cero a pedido de la ministra Ana María Nadal, se llevaron adelante todas las acciones necesarias para realizar el estudio epidemiológico y conocer sus contactos estrechos, la cantidad de residentes y el personal de salud que trabaja en el lugar”, dijo Sagás.

Frente del geriátrico Santa Inés donde residía el fallecido

El funcionario explicó que “existen 202 geriátricos en la provincia y llevamos un relevamiento del 80%, en forma de declaración jurada, para mantener controlada las instituciones y saber qué circuitos tienen, tanto el personal como los proveedores, y si se cumplen las medidas de aislamiento”.

El paciente con Covid-19 estaba alojado en el geriátrico Santa Inés, ubicado en la avenida Perú en la Ciudad de Mendoza, del que detallaron: “Se han cumplido todas las medidas previstas, es un geriátrico habilitado con prohibición de visitas y cumplimiento de las medidas de bioseguridad”.

CINCO MUERTOS Y 20 CONTAGIADOS EN SAN MARTÍN

El 12 de mayo se conoció que la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos Cometidos en el ámbito de PAMI (UFI-PAMI), investiga al geriátrico El Amanecer, de la localidad de Villa Lynch, partido de San Martín, por el deceso de cinco adultos mayores, por “posibles violaciones a los protocolos de control establecidos para evitar la propagación de la pandemia” de coronavirus.

La Justicia inició su investigación a partir de la denuncia del primer deceso, ocurrido el pasado 21 de abril en virtud del correo electrónico remitido por la nieta de la señora Elsa Gómez, alojada en esta residencia.

Desde PAMI confirmaron que allí tienen alojadas a 91 personas afiliadas y que el geriátrico está trabajando con el protocolo enviado oportunamente.

 

También se informó que “el geriátrico sigue habitado porque se trasladó a las personas con síntomas a los respectivos centros de salud y se les realizó el hisopado correspondiente. El resto de las personas sin síntomas está cumpliendo el aislamiento asistidos por personal exclusivo ya que las características edilicias del geriátrico permiten garantizar el distanciamiento necesario en las habitaciones”.

Los medios de comunicación se hicieron presentes en las inmediaciones del geriátrico y una de las enfermeras, en diálogo con TN, aseguró: “Que toda la gente valore lo que hacemos porque nosotros también tenemos familia, de la que tenemos que estar aisladas, para dar todo por estos abuelos que tenemos que cuidar”.

“Son vidas, son seres humanos, por los que nosotros damos todo. Que sus familiares vengan y nos hagan esto no está bien, deberían venir a apoyarnos y darnos una mano. Nosotros hacemos cada día un esfuerzo por ellos, pero no lo valoran”, lamentó.

1 MUERTO Y 72 AISLADOS EN TEMPERLY

En un geriátrico de Lomas de Zamora, 72 personas quedaron aisladas el 20 de mayo luego de que diera positivo por COVID-19 el hisopado practicado a un hombre de 91, residente en el lugar, que falleció. El hombre “falleció el jueves de la semana pasada debido a una insuficiencia cardíaca. El viernes a la noche, aproximadamente a las 20, llegó el resultado de que era positivo de coronavirus”, explicaron fuentes del municipio.

 

En la residencia Virgen de los Milagros, ubicada en Guido Spano al 700, están aislados 56 pacientes adultos mayores y 16 empleados. A todos se les practicaron hisopados, ninguno de los cuales hasta ahora resultó positivo.

La cuadra en la que se encuentra el hogar geriátrico quedó sometida a aislamiento sanitario por decisión municipal, cuyas autoridades también activaron el protocolo preventivo, que impide acercarse a quienes no vivan en las cercanías. En la zona se realizaron tareas de desinfección e higienización.

ALERTA EN ADROGUÉ

El municipio bonaerense de Almirante Brown informó que el domingo 24 de mayo se activó el protocolo de prevención de coronavirus en un geriátrico de Adrogué, luego de que Epidemiología de la comuna de San Vicente informara sobre el caso positivo de una trabajadora de dicha institución que reside en el distrito vecino.

La Secretaría de Salud del municipio de Almirante Brown intervino en el geriátrico y se concretaron los hisopados correspondientes a los adultos mayores, en el marco del seguimiento epidemiológico.

“A los pacientes se les hizo una revisión médica y ninguno presentó síntomas de Covid-19”, indicaron fuentes municipales.

Mientras tanto, se informó que la trabajadora que dio positivo de coronavirus ya fue aislada en San Vicente, de donde es oriunda.

SOLICITAN CLAUSURA DE UN GERIÁTRICO EN COLEGIALES

El 1 de junio, representantes del Ministerio de Salud porteño solicitaron la clausura sanitaria de un geriátrico ubicado en el barrio de Colegiales, en el cual se han confirmado 40 casos positivos del nuevo coronavirus, entre residentes y trabajadores, desde el 25 de mayo pasado, se informó oficialmente.

El comunicado abundó que el fin de semana pasado las autoridades del geriátrico, ubicado en la calle Céspedes 3165 del barrio de Colegiales, “derivaron a 20 personas positivas y asintomáticas y el Ministerio de Salud trasladó a otras 16 personas que cumplían con el mismo cuadro”.

“Permanecen en el lugar 6 residentes negativos que hasta el momento no presentan síntomas compatibles con el virus y 4 trabajadores”, agregó la cartera de Salud porteña.

6 CONTAGIOS EN BAHÍA BLANCA

El 2 de junio, las autoridades sanitarias de Bahía Blanca confirmaron que los testeos realizados a seis mujeres dieron positivo por coronavirus luego de haber estado en un geriátrico sin habilitación y donde murió otra anciana tras estar internada en un centro asistencial.

Así lo informó el Comité de Contingencia para Coronavirus al indicar que “se han registrado seis nuevos casos confirmados en la ciudad y se trata de mujeres que hasta ayer se encontraban en un geriátrico y fueron internadas en distintos hospitales”.

“Se encuentran bajo control epidemiológico en los nosocomios”, agregó el Comité, integrado por la Secretaría de Salud de la Comuna y Región Sanitaria I, entre otros.

50 EVACUADOS EN FLORES

El 13 de junio, 50 adultos mayores diagnosticados con coronavirus fueron evacuados de un geriátrico del barrio porteño de Flores en un operativo coordinado por el SAME, luego de que 49 personas alojados allí y nueve trabajadores de ese centro de Salud resultaron positivo a los testeos que el gobierno de la Ciudad realizó en ese lugar.

El ministerio de Salud porteño informó que el geriátrico “Buenos Aires”, ubicado en Bolivia 542, registraba un total de 58 personas positivas para Covid-19, 49 residentes y 9 trabajadores.

La cartera sanitaria de la Ciudad procedió con su desalojo que fue liderado por el SAME; y todos los pacientes fueron trasladados según su cobertura médica y necesidades de atención.

En el lugar había alojados un total de 55 adultos mayores y trabajan 16 personas, 7 de las cuales aún están a la espera del resultado.

El lunes 7 de junio, autoridades del establecimiento, le informaron al Ministerio de Salud de la Ciudad que tenían un caso confirmado de coronavirus y otro sospechoso, ambos de trabajadores del lugar que fueron trasladados y permanecen aislados.

El 8 de junio, en una nueva comunicación, informaron que una residente presentó también síntomas compatibles con el coronavirus y, en cumplimiento con los protocolos sanitarios vigentes por la pandemia, fue derivada por PAMI al Hospital General de Agudos Teodoro Álvarez, donde permanece internada.

Ese mismo día, representantes del Ministerio de Salud realizaron una visita al lugar para evaluar la situación sanitaria y el control de los protocolos vigentes por la pandemia; se observó que no utilizaban los equipos de protección personal indicados y se planificó el hisopado a todas las personas, tanto residentes como empleados, que se hizo el 10 de junio.

El 9 se confirmó el tercer caso que había sido previamente testeado y permanece aislado. El jueves 11, se conocieron 5 positivos más (4 adultos mayores y un trabajador) y todos fueron derivados según el protocolo; hoy, se tomó conocimiento del resto de los resultados por lo que intervino el Ministerio de Salud a través del SAME.

32 CASOS EN BALVANERA

El 18 de junio se informó que al menos 32 personas dieron positivo en el testeo de coronavirus en un geriátrico del barrio porteño de Balvanera, de los cuales 15 son residentes y 17 trabajadores del lugar, mientras otros “contactos estrechos” tienen pendientes sus resultados, según informó el Ministerio de Salud local.

Se trata del Geriátrico Catamarca, ubicado en la calle del mismo nombre a la altura 558, donde entre el 8 y el 17 de junio se registraron 32 casos positivos y todos fueron derivados de acuerdo a su cobertura médica y necesidades de atención.

62 CASOS POSITIVOS EN SAN CRISTÓBAL

El 21 de junio se informó que en un geriátrico del barrio porteño de San Cristóbal se registraron 62 nuevos casos de coronavirus entre sus adultos mayores residentes, de los cuales 23 fueron trasladados hoy por el Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), informaron fuentes del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires.
El SAME trasladó a 23 adultos mayores del Hogar Geriátrico Catamarca, ubicado en la calle Catamarca al 500 del barrio de San Cristóbal, que dieron positivo de Covid-19.

Los restantes casos de Covid-19 en el establecimiento fueron derivados según su cobertura médica y necesidades de atención, agregaron las fuentes de Salud porteñas.

7 FALLECIDOS EN VILLA URQUIZA

El 24 de junio se informó que siete adultos mayores residentes en un geriátrico del barrio porteño de Villa Urquiza fallecieron por coronavirus. Según comunicó el Ministerio de Salud de la Ciudad, en ese lugar un total de 30 residentes y 15 trabajadores del lugar se contagiaron durante mayo.

En la residencia Del Arce, ubicada en Roosevelt 5570, se detectaron 45 casos de coronavirus y todos los pacientes fueron trasladados de acuerdo a su cobertura médica y necesidades de atención.

77 CASOS POSITIVOS EN VILLA BALLESTER

El 27 de junio se informó que setenta y siete personas fueron diagnosticadas con coronavirus en las últimas horas en el geriátrico Euroresidencia, en el partido bonaerense de San Martín, y permanecen aisladas en ese centro, ya que casi todas son pacientes asintomáticos.

Desde el municipio de San Martín informaron que el geriátrico hizo los testeos de manera privada y que solicitaron a la institución que presente un informe a la brevedad.

CUATROS FALLECIDOS EN VILLA URQUIZA

El 30 de junio se informó que cuatro adultos mayores del geriátrico Olimpia, ubicado en el barrio porteño de Villa Urquiza, fallecieron con coronavirus y son 55 los casos positivos en esa residencia, de los cuales 10 son trabajadores de la salud, informó el Ministerio de Salud porteño.

“Lamentablemente, a pesar del esfuerzo del equipo médico de los centros de salud donde permanecían internados, cuatro residentes fallecieron a causa de un cuadro de coronavirus grave”, informó un comunicado oficial de la cartera de salud porteña.

Se trata del geriátrico Olimpia, ubicado en la calle Pacheco 2.124, donde ya se registraron 55 casos confirmados de Covid-19.

Según el parte, en el lugar se alojaban 45 residentes, de los cuales 38 presentaban síntomas compatibles con el virus, quienes fueron derivados según su cobertura médica y necesidades de atención.

Por otro lado, siete adultos mayores, que no presentaban síntomas, continúan alojados en el lugar debido a que pueden cumplir con las condiciones de aislamiento en la institución.