La Justicia de la ciudad de La Plata ordenó al Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires que suministre test rápidos de coronavirus a un geriátrico de esa ciudad para monitorear la salud de los adultos mayores alojados en ese lugar pese a que allí no se registraron casos positivos, informó una fuente judicial.

El fallo de la Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativa de La Plata, hizo lugar a una medida cautelar presentada por el hijo de una mujer de 97 años, quien presentó el recurso para “evitar que el coronavirus ingrese al geriátrico situado en la localidad de City Bell”, detalló la fuente.

El dictamen, al que tuvo acceso Télam, con el voto del camarista Gustavo Spacarotel, revocó la decisión del juez de primera instancia que rechazó el amparo al argumentar que el geriátrico no había presentado casos positivos de Covid-19.

Sin embargo, la Cámara ordenó al Ministerio de Salud provincial a que en el plazo de cinco días, arbitre las medidas necesarias para asegurar el suministro de Test rápidos preventivos de serología para la mujer y los restantes adultos mayores allí alojados.

Además extendió los test al “personal que desempeña labores en dicho establecimiento, con la periodicidad necesaria para monitorear el estado de salud de las personas involucradas, según los protocolos técnicos específicos”.

Los camaristas tuvieron en cuenta “la especial situación de mayor y extrema vulnerabilidad en que se encuentra la madre del amparista y el resto de los ancianos alojados en el establecimiento citado, frente a un posible contagio de Covid-19, reconocida por la propia autoridad sanitaria local como población vulnerable”.

“Se tornan necesaria la adopción de medidas no sólo paliativas sino principalmente y en especial de tinte preventivas, con carácter urgente, en salvaguarda de la integridad de la población de mayor riesgo ante el virus y del equipo de salud que la asiste”, graficaron.

Comparte en tus redes