La Residencia Geriátrica Santa María de la localidad cordobesa de Saldán, donde en los primeros días abril se registró el primer brote de contagios masivos en la provincia y donde se sumaron 65 casos, fue reabierto el martes luego de estar cerrado desde hace casi tres meses por una clausura que ordenó el Ministerio de Salud local.
La cantidad de infectados estaba repartida entre pacientes, personal médico y administrativo, aunque se registraron 11 muertes en todos los casos de ancianos que residían en el lugar.

La clausura a modo preventivo por desinfección y la imputación de dos médicos por el delito de ‘propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas, agravado por el resultado de enfermedad y muerte’, había provocado multitudinarias manifestaciones por parte de personal de salud.

La clausura se había producido el pasado 20 de abril, y luego de trámites administrativos y al levantarse la medida impuesta por la provincia, hoy volvieron a su hogar cinco adultos mayores, mientras que en los próximos días continuarán regresando algunos que se encuentran internados en el ex hospital Neuropsiquiátrico de San María de Punilla, y en otras clínicas de la capital.

Comparte en tus redes