La legislatura bonaerense sancionó el jueves 21 de mayo la ley que declara la emergencia sanitaria en los geriátricos de gestión pública y privada ubicados en la provincia de Buenos Aires como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

La iniciativa, girada por el gobernador Axel Kicillof, había sido aprobada la semana pasada por la Cámara de Diputados y fue sancionada en una sesión que realizó el Senado provincial por videoconferencia.

La norma establece que se deberá iniciar “de forma inmediata un proceso de empadronamiento, relevamiento y fiscalización complementario de los establecimientos regularizando de forma progresiva todos aquellos que no cuenten con habilitación vigente”.

Asimismo, mientras dure el proceso, el Ministerio de Salud bonaerense podrá permitir “el funcionamiento excepcional, precario y transitorio por un plazo que en ningún caso podrá superar el de la emergencia social, económica, productiva, y energética” aprobada en diciembre y prorrogada hoy por la Legislatura.

Además, el Ministerio de Salud “determinará el procedimiento a seguir para los casos en que el establecimiento no cumpla las condiciones mínimas de permanencia y deba procederse a su clausura definitiva, disponiendo, junto con los Municipios, el traslado de los adultos mayores a otros establecimientos o residencias”.

También crea el “Programa Geriátricos de la provincia de Buenos Aires”, con el propósito de promover el fortalecimiento y desarrollo de esos establecimientos, tanto públicos como privados.

Contempla además la posibilidad de otorgar subsidios para el fortalecimiento y desarrollo de los establecimientos geriátricos de la provincia.

El senador del Frente de Todos, Gustavo Traverso, destacó el acuerdo arribado entre las bancadas para que la iniciativa se apruebe por unanimidad y explicó que en el tema de los geriátricos “la provincia tiene un desorden y hay que darle un orden”.

En tanto, el senador de Juntos por el Cambio, Agustín Máspoli destacó que el Poder Ejecutivo “preste atención a un tema que trasciende la pandemia que estamos viviendo”.

“La ley establece un proceso de empadronamiento para regularizar en forma progresiva a los geriátricos que no cuenten con la habilitación vigente”, graficó.

 

Leé el proyecto de ley completo haciendo clic acá

Comparte en tus redes