Habilitadas las visitas desde finales de julio último, después de muy largos meses de restricciones debido a las medidas sanitarias dispuestas para evitar la propagación de contagios de coronavirus, la mayoría de los centros geriátricos de la Región se mantienen abiertos, con turnos y un riguroso protocolo, para el encuentro de los residentes y su familia.

En rigor, según se indicó desde el sector que ofrece esos servicios, la “nueva normalidad” se inauguró el Día de la Madre, y desde entonces se les permite a los adultos mayores que viven en los hogares salir a dar una vuelta, caminando o en auto con algún pariente.

“El universo de la apertura es muy diverso”, dijo el coordinador de la Comisión de Salud de la Cámara de Hogares y Centros de Día de la Provincia de Buenos Aires, Lisandro Mariño. Luego, detalló que “en general, ya están casi todos abiertos a las visitas, con turnos, higiene de manos, uso de tapabocas por parte de los residentes y los visitantes y ventilación cruzada, y tratando de que las familias no se reúnan con los residentes en las casas particulares”.

Según detalló el psicogerontólogo, la indicación, generalizada, de que los encuentros se limiten al ámbito de los hogares, ha generado algunos inconvenientes.

“Algunas familias se niegan y los llevan a domicilios donde los residentes se reúnen con un montón de nietos y familiares y nosotros los invitamos a no realizar esas salidas porque nos está costando a todos salir de esta pandemia y no queremos que se vuelva a complicar la situación”, explicó Mariño.

DÍA DE LA MADRE

A la vez, trajo a cuento las escenas vividas en los distintos centros de atención geriátrica el domingo en que se celebró el Día de la Madre.

“La mayoría hacía meses que no se veía con su familia. Fue muy emotivo”, añadió.

La habilitación de las visitas se dispuso para esas residencias donde el total de los adultos mayores y el personal contaran con el esquema completo de vacunación anti coronavirus.

“Eso se cumple rigurosamente -indicó Mariño-. porque no nos queremos relajar. Hay algunos casos aislados y todas las semanas hisopamos para descartar casos. Hay que mantener la cautela porque la pandemia no terminó”.

MIL GERIÁTRICOS EN LA PROVINCIA

En el territorio bonaerense hay alrededor de mil geriátricos autorizados a funcionar y esos centros fueron el principal foco a atender al comienzo de la pandemia, por lo que se prohibieron las visitas para evitar contagios, ya que en esos espacios reside el grupo poblacional más vulnerable frente al virus.

Primero se habilitaron en la Provincia las visitas con turnos, y ya con la cercanía del Día de la Madre se autorizaron las salidas recreativas para todos los residentes de establecimientos de larga estadía.

En ese sentido, en la resolución que abrió las puertas de los hogares de adultos mayores se enfatizó la necesidad de que durante las visitas y las salidas “realizar las medidas de cuidado básicas como la higiene de manos y utilizar barbijo en todo momento para evitar la transmisión del virus”.

Se aclaró que “no es obligatorio su uso cuando se circule al aire libre a más de 2 metros de distancia de otras personas. Además, se recomienda mantener una distancia preventiva de 2 metros entre personas, evitar el uso compartido de mates, vasos u otros utensilios”.

También se pidió que “para garantizar las medidas de cuidado los visitantes deberán respetar los protocolos establecidos en cada establecimiento, principalmente tener en cuenta horarios y turnos para evitar aglomeraciones y sostener el distanciamiento preventivo entre los grupos”.

CIERRE DE VISITAS

Una de las cláusulas del reglamento que rige en los geriátricos remarca que si en algún hogar se detecta un caso, se cierran las visitas.

“Los que hay estado quince días sin contagios están todos abiertos a las visitas y por suerte, la mayoría de las familias se adaptó sin problemas al sistema de turnos”, destacó Mariño.

En tanto, las autoridades sanitarias recomiendan “extremar los cuidados en residencias de personas con discapacidad o en visitas a residentes no autoválidos cuando no se pueda garantizar el distanciamiento preventivo”.

Además, se señaló la importancia, para familiares y amigos de residentes, de “completar el esquema de vacunación contra la COVID-19 y no participar de las reuniones o visitas si en los 10 días previos tuvieron síntomas compatibles o confirmación de la COVID-19 o contacto con casos confirmados”, de coronavirus.

 

Fuente:
EL DIA

Comparte en tus redes